Prensa Del Norte

Tras la trágica muerte de los hermanitos de Escobedo, presuntamente por consumir pollo asado en mal estado, la Secretaría de Salud ha comenzado inspecciones en restaurantes del Pollo Matón y otras cadenas restauranteras.

La titular de la dependencia, Alma Rosa Marroquín, informó que están supervisando los lugares de comida cuyo producto pueda representar un riesgo para los consumidores, mientras esperan los resultados de las muestras tomadas y la autopsia de los pequeños.

Marroquín detalló que estos operativos son realizados de forma concurrente por la subsecretaría de Regulación y Fomento Sanitario, abarcando tanto los establecimientos de la misma cadena como otros lugares donde podría existir algún riesgo para la salud pública.

La muerte de los menores ha conmocionado a la comunidad regiomontana y ha desencadenado investigaciones policiales y de la Fiscalía General de Justicia para esclarecer el caso.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *